Marcha mtb gratis y bien organizada: existe y se llama Barranco del Ajero

¿Marcha de mtb gratuita y bien organizada en estos tiempos que corren? Pues sí, esa es la Marcha Barranco del Ajero, que organiza el Club Ciclista Arganda. Una prueba con dos recorridos a elegir, uno de 30 kilómetros muy asequible y otro de 50 sin grandes complicaciones técnicas ni físicas. En 2016 esta Marcha con salida y llegada en Arganda del Rey ha llegado a su décima edición, asentándose entre las marchas de referencia del sureste madrileño.
Al no contar con un presupuesto elevado, este tipo de marchas no son de las que aparecen anunciadas en varios sitios reclamando tu participación. Me enteré de su existencia por mi pertenencia al Club Madroño, ya que mi buen amigo Polyciclo, conocedor de todas las marchas que merecen la pena en Comunidad de Madrid y alrededores, se encargó de subirla al foro de la página web del club.


Este descubrimiento añade a la Marcha el encanto del descubrimiento, de conocer una Marcha que no es multitudinaria, que se difunde a través de las redes sociales del Club Ciclista Arganda y del ayuntamiento de la localidad.

Y el encanto añadido de inscribirte completamente gratis. La organización solo pide rellenar un formulario con tus datos y ya estás inscrito, sin pasarelas de pago ni más gestiones. Cierto es que la plataforma de inscripción es mejorable porque ni siquiera envía un mail de confirmación con el que puedas quedarte tranquilo de que tu inscripción realmente se ha realizado correctamente, pero claro, “a caballo regalado…”. Desde luego no seré yo quien critique el sistema, ya que llegué una hora ante de la salida sin nada que confirmara mi inscripción y cuando acudí a la mesa mi dorsal estaba preparado y mis datos eran correctos.
Destaco también la posibilidad que tuvieron muchos de inscribirse in situ, también gratuitamente. Los que tenemos trabajos intensos y otras responsabilidades tenemos dificultades para planificar la participación en una ruta con tiempo. Y si hay que pagar te lo piensas más por motivos obvios. Por eso me parece plausible una organización que permita inscribirse el mismo día de la marcha sin penalizar por ello, como sí hacen la gran mayoría de las Marchas, donde, además de tener que pagar, si decides ir a última hora entonces ya de pagar pasamos a sablear.
Que conste que entiendo perfectamente la necesidad organizativa de conocer el nivel de inscripciones para adaptarlas al número estimado de participantes. Hasta ahí llego. Pero cuando alguien lo hace de otra forma y ves que todo sale bien, entonces te das cuenta de que, por poderse, se puede hacer, otra cuestión es la tendencia a monetizar todo lo que el mtb toca, aprovechando el boom de este deporte.
Y en Arganda lo hicieron bien, el límite de inscripciones estaba en 600 y la mayor parte, si no toda, de la gente que esperó cola, pudo inscribirse sin problemas.
En cuanto al recorrido, el recorrido corto y el largo comparten bastantes tramos, con señalización adecuada de la dirección a tomar en cada cruce para uno y otro recorrido. Yo me decanté por los 50 kilómetros, que puedo calificar como una primera parte con tramos de cierta exigencia física y una segunda más pistera. Las bajadas son, en general, fáciles, salvo un par de tramos donde se unió una pendiente significativa, terreno seco y algunas grietas, factores combinados que me hicieron poner pie a tierra durante unos segundos.
Como todas las marchas, es no competitiva sobre el papel, aunque la realidad es que, como siempre, quien quiere competir, y muchos lo hacen, compiten, ya sea contra otros o contra sí mismos. Eso sí, la marcha es gratis y mientras sea así no se se le puede exigir que haya chip ni tramos cronometrados. Porque para eso, además, ya hay otras muchas marchas beteteras que lo tienen.
Y al final la organización me sorprendió de una forma muy positiva regalando bocata y bebida a todo el que finalizó. Bocata a elegir entre chorizo y salchichón y variedad de bebidas a elegir, entre ellas cola de marca blanca. Lo dicho, no has pagado nada, no puedes exigir jamón ibérico, pero el detalle del bocata y la bebida me parece muy positivo. Y ese bocata me supo a gloria, os lo aseguro!
Aprovecho este final al que mucha gente ni siquiera llegará para valorar como se merece a una prueba de estas características, popular, de club, organizada con pocos medios materiales pero con mucha ilusión y con ganas de agradar. Así que sí, es posible organizar marchas de mtb con apoyo institucional y patrocinadores y sin tener que cobrar a los participantes. El Club Ciclista Arganda y su Marcha Barranco del Ajero son todo un ejemplo.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Polyciclo dice:

    Coincido plenamente contigo en todo, aunque a mi el buen hacer de este club y casi de todo el entorno del sureste madrileño, no me pilla por sorpresa, pues siempre se vuelcan al completo en este tipo de eventos, haciendo un esfuerzo mas que loable, por la calidad de las convocatorias ya que estas son casi siempre, gratuitas o de un bajo costo de inscripcion, a mi, en esta edición, me sorprendió la elevada convocatoria, que termino por agotar las inscripciones a pesar de que la cifra de 600 participantes me resulto altisima, y casi en ningun momento supuso un incordio para rodar con facilidad ya que el acertado recorrido, hizo que el pelotón se estirase bastante desde los primeros kilometros.
    Es cierto que a caballo regalado no le mires el diente, por ello la marcha me pareció sobresaliente, como se lo he hecho saber a la organización del evento, de igual modo que les he comentado, que tal vez, los bikers asistentes podriamos contribuir con alguna pequeña y casi simbolica inscripción que podrian ayudar a engrandecer con ello algunos aspectos de la marcha, dorsal mejor elaborado, pequeño regalo promocional, y avituallamientos en ruta un poco mas generosos, etc.
    por supuesto esto no es una critica en absoluto despreciativa, pues este tipo de eventos recaban toda mi admiración y respeto, y siempre que acudo a una nueva cita con el barranco del Ajero, disfruto una enormidad del divertido recorrido y del colosal ambiente que este evento siempre genera.
    y a buen seguro estoy, que para proximas ediciones el club ciclista de Arganda tendra en cuenta, esta o cuestiones similares, pues emanan voluntad y empeño, en mejorar edicion tras edicion, algo de lo que se a ciencia cierta, que se toman con mucha voluntad y orgullo, para que esta generosa cita, sea una cita anual, imprescindible en la comunidad de Madrid. .

    1. Thor dice:

      Gracias por tu comentario. Y únicamente quiero aclarar, que más que sorprenderme, simplemente destaco que hay organizadores capaces de hacer bien las cosas sin repercutir el coste de la organización a los participantes, algo que no ocurre habitualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *