Talajara, una buena marcha para iniciarse en un gran fondo de mtb

En septiembre de 2015 participé por primera vez en la Talajara B-pro Bike, una marcha que se celebra en Talavera de la Reina y que, en 2015, ha tenido dos opciones de recorrido: 79 o 121 kilómetros. La experiencia, en mi caso, resultó positiva. Después de haber participado en otras marchas de mtb de la zona de Madrid y alrededores, como  el Gran Fondo Skoda Buitrago o la Madrid-Segovia, en la Talajara los kilómetros pasan mucho más rápido porque no hay grandes dificultades orográficas. No digo que sea una marcha que pueda hacer cualquiera, ya que 121 kilómetros de mtb no dejan de ser 121 kilómetros, pero sí es una marcha fácil diseñada para casi todos los públicos.
El relato de mi experiencia comienza con el precio: 24 euros. Bueno, un precio asequible, sobre todo si lo comparamos con los 40-45 euros de la Madrid-Segovia. A cambio de esos 24 euros la bolsa del corredor incluyó dos pares de calcetines marca B-Pro y una cadena antirrobo. Teniendo en cuenta que los avituallamientos fueron en general buenos, considero que el precio que se paga es razonable.
La marca que hay detrás de la Talajara es El Corte Inglés, y se nota que la organización es buena año tras año porque una marca así no se la puede jugar a que algo salga mal y repercuta en su reputación. Si bien hay que decir que es una pena que al acabar no haya una triste pasta que echarse a la boca. Es decir, o te paras a comer migas en un pueblo a unos 15 kilómetros de la meta o en la propia meta te quedas sin nada. Espero que lo tengan en cuenta para años venideros.
En cuanto al recorrido, el inicio es facilón, por carril bici en su mayor parte. Es rodar y rodar por llano a velocidades que normalmente no acostumbras a llevar en una mtb. Las dos primeras horas pasan volando y te encuentras ya con poco gasto y con un tercio de la Marcha hecha. Después llegan poco a poco algunos repechos, un par de ellos duros y la llamada Cuesta del Burro, que es duro hasta que en un momento hay que llegar a bajarse y hacer un poco de «empujabici».
En mi caso fui capaz de llevar un ritmo constante durante toda la Marcha salvo quizás en el kilómetro 100, cuando el Tío del Mazo me echó una mirada y sin llegara  golpearme estuve unos diez kiómetros al borde de la pájara. Luego me rehice y al final volví a imprimir velocidad a mi mtb para acabar con un tiempo de 5h 50m. Decente, pero tampoco lo puedo calificar como un tiempazo.
Puedo contar también el caso de un participante neófito en el mundo del mtb que nunca había hecho una Marcha antes y que corrió sin pedales automáticos, con una bici rígida, pero rígida rígida, es decir, sin siquiera amortiguación delantera, y la hizo en poco más de seis horas. Aunque este participante sí que es un deportista en forma, es un ejemplo de que esta Marcha se puede correr simplemente estando en forma, no hacen falta bicis con doble amortiguación ni tener técnica. Una buena Marcha para aprender a conocer tus límites en el Gran Fondo y para iniciarte de cara a participar en el futuro en otros más duros.
talajara

¿Repetiré en próximos años? Pues reconozco que en mi caso resultó un poco aburrido tanto llano inicial. A mi me gustan retos más exigentes y pruebas con mayor desnivel, por lo que de cara al futuro no creo que sea una de mis opciones predilectas. Aunque tampoco descarto volver por su corrección organizativa, su cercanía de Madrid y el gran ambiente que se respira en una prueba con tan alta participación (unos 4000 bikers en 2015).

Un comentario

  1. Polyciclo dice:

    Esta claro que el Talajara, no es una marcha «titanica» y su trazado esta diseñado para «gustar a todos» a fin de que ademas, es probable que haya intereses promociales del entorno de la Comarca de la Jara, de hecho el recorrido transcurre por hitos señalados, de un gran número de recorridos marcados y que permiten recorrer toda esta comarca de la Jara.
    Pero no se le puede negar una brillante y correctisima organización
    , que ha ido mejorando edición tras edición, los avituallamientos son muy generosos tanto en liquido como en alimentacion, es evidente que despues de un esfuerzo tan prolongado, el cuerpo te pide combustible, pero si despreciamos los que hay en ruta, con tal de ahorrar unos minutejos al infame cronometro, puede ocurrir que se nos presente el tio del mazo en algun momento, a mi el que siempre se me presenta en esta prueba es el tio calambres, y eso que yo no perdono los avituallamientos, je, je,
    Es dificil que con un grado tan alto de participantes, en los que suele haber una distancia en tiempo entre la llegada de los primeros y los ultimos, preparen una comida final, aunque un bocata no estaria mal, ni seria complicado, una solucion seria de pillar la racion de las migas, que estan mu ricas, y que te las dan en un taper hermetico, echarlo a la mochila y zampartelo en la meta tranquilamente, en alguna edición eso ha sido mi cena je, je,
    Si bien es cierto que el fantastico ambiente del principio en la llegada queda algo desleida y desangelada ante tan singular evento, se que hay Talajara para rato, y su evolucion sera edición a edición mas positiva, pues detras hay una gran organizacion que lo que pretende es que esta siga siendo una marcha multitudinaria y popular.

Los comentarios están cerrados.