7 innovaciones ciclistas que podrían decepcionarte

La innovación por excelencia del ciclismo moderno fueron los pedales automáticos en los años 80, de la mano de Look y su inspiración en los anclajes de los esquíes, como se indica en este post de Tuvalum. Tras este gran paso adelante se produjeron otras innovaciones ciclistas, como la llegada del manillar de triatleta. Tuvo gran visibilidad y repercusión mediática porque Lemond le birló un Tour al malogrado Fignon en una contrarreloj de escándalo en los Campos Elíseos en la que el uso del manillar resultó clave.

Sin embargo , después de aquellos grandes inventos ciclistas las marcas han entrado en una dinámica de innovar por innovar que decepcionan a muchos usuarios. Tras esas innovaciones ciclistas muchas veces solo podemos encontrar como explicación un claro interés económico para obligarnos a adquirir nuevas bicicletas y accesorios.  Innovaciones que podrían decepcionarte, como veremos a continuación.

Que conste que no soy una de esas personas que rechazan por filosofía todo lo nuevo y se quedan ancladas en lo viejo. Uso el móvil de última generación, soy un habitual de las redes sociales, uso el GPS en el coche siempre que puedo. Eso sí, para integrar una innovación en mi vida cotidiana me debe aportar algo, ya sea comodidad, ahorro de tiempo, mejores prestaciones… Pero últimamente a todas las innovaciones ciclistas las encuentro defectos y me decepcionan, de hecho veo tras ellas veo intereses mercantilistas del más oscuro capitalismo, por lo que me he decidido a seguir como estoy ante las siguientes 7 innovaciones:

Cambio eléctrico, una mejora ciclista que no aporta novedades reales

El cambio eléctrico se va adentrando en el escenario cicloturista

El cambio eléctrico ha llegado con la promesa de  aportarnos comodidad, eficiencia y precisión, pero a mi realmente no me aporta mucho. La innovación que en su día me aportó y que fue una evolución espectacular fue la llegada del cambio sincronizado. Este cambio superó al manual y llevó la exactitud y la eficiencia a nuestros cambios. Ahora el eléctrico llega con una promesa de superación de lo anterior que no termina de explicar y que conlleva incluso desventajas, como la necesidad de la carga o la posibilidad de que se te agote la carga en mitad de un entrenamiento.

¿Para qué arriesgar teniendo cambios sincronizados de buenísima calidad que requieren un mínimo mantenimiento? Pues porque las marcas tratan de seguir innovando a toda costa, y si la innovación no es todo lo buena que desearían, la tienen que vender igualmente para cubir sus gastos, y si puede ser, convertirlos en beneficios. Eso sí, a costa de nuestros sufridos bolsillos.

 

Frenos de disco en carretera, una mejora ciclista solo válida para determinadas circunstancias

La llegada del freno de disco a la mtb marcó, en mi opinión, uno de los últimos hitos en innovación ciclista. La mtb requiere de frenadas bruscas y potentes. El freno de disco superó totalmente al mítico VBrake, que llevaban antes la mayoría de las mtb.  Pero ahora nos lo quieren vender también para las bicicletas de carretera, y de hecho ya muchas  de las nuevas los llevan de serie.Frenos de zapata Shimano 105

La realidad es que los frenos de disco pueden tener una utilidad en el ciclismo de competición, donde ganar un segundo por ajustar más en una curva puede ser decisivo. Y donde es habitual competir con lluvia.

Por ello, para el cicloturista no veo aportaciones que realmente justifiquen el gasto superior de esta innovación ciclista. Y sí inconvenientes que arrastrarás durante años, como la necesidad de invertir más tiempo o dinero en ajustes para no escuchar el  rozamiento del disco en el silencio de la subida. Un ruidito que terminará por desquiciar al más templado de los ciclistas. Así como un mantenimiento mucho más exhaustivo que el que requieren las zapatas.

 

¿La moda de los diámetros de rueda más grandes  son  realmente una innovación?

Esto está ocurriendo en el mtb. Antes todos llevábamos 26 pulgadas. Pero de repente ha llegado la fiebre de las 29 y mucha gente se ha pasado a 29 o a 27,5. Hay argumentos sólidos que sostienen este cambio, como la mayor estabilidad de las 29 en terrenos técnicos o su mayor aprovechamiento de la fuerza en terrenos llanos. Vale, estoy de acuerdo. Pero, ¿realmente la diferencia es tan grande con respecto a las 26? Pues en mi experiencia os diré que he hecho entrenamientos duros enfrentándome a 29s y bueno, puede ser que su rendimiento sea algo mayor, no lo niego. Pero en todo caso mínimo.

Es decir, sigue primando la forma física sobre la elección del diámetro de rueda. Que hay ciclistas que se piensan que al elegir una 29 se van a convertir en el ganador del Tour, pero no, lo que hace falta es entrenar metódicamente, al margen de tu elección de diámetro de rueda.

En este sentido, si estás buscando una cubierta delantera con buenas prestaciones, te animo a que veas el rendimiento que ofrece la Kenda Nevegal en otro de los  posts de Entre Globeros.

Una de las innovaciones ciclistas que te amargará la vida: el amortiguador trasero

Llegó un momento en el que la moda del amortiguador trasero hizo invisibles a las bicicletas llamadas rígidas, que son las que solo tienen amortiguación delantera. Pero los que nos mantuvimos con nuestras rígidas obsoletas resulta que con el tiempo volvemos a estar de moda porque ahora se vuelven a llevar las rígidas. Ha quedado de manifiesto que el uso de las dobles se amplificó artificialmente, ya que es un tipo de bici muy específica realmente útill para los endureros.

Pero la mayor parte de los ciclistas hacemos  rally o similar y para eso el segundo amortiguador aporta solo quebraderos de cabeza. Un mantenimiento mucho mayor, roturas que afectan a toda la estructura de la bicicleta y un peso más elevado que te hará de lastre perpetuo. Al menos en esto la cordura ha llegado y las rígidas vuelven a ponerse por delante.

El monoplato cONVERTIDO EN LA quintaesencia de LA INNOVACIÓN CICLISTA

Tampoco me convence el monoplato ,Que sí, que compro la teoría de que con tres platos repetimos combinaciones de desarrollo, que se gana ligereza por llevar menos platos. Pero qué hay de esa sensación y esa seguridad de cambiar en dos décimas de segundo desde el plato grande al pequeño para poder afrontar grandes cambios de desnivel inesperados. Desde luego el monoplato no resulta tan cómodo en esas circunstancias. Por no hablar del desgaste que supone un plato siempre en uso en comparación con los tres platos que se distribuyen los rozamientos. No, el monoplato también es una innovación forzada para seguir vendiendo biciclet

LA MEJORA  que no te decepcionará en carretera

Se trata del carbono , es un avance que, recordemos, no es actual, viene de los años 80 con las míticas bicicletas Look. El avance actual ha sido la mejora de los materiales de carbono para hacerlos más resistentes. A esta innovación sí que me sumo porque  aporta,  además de ligereza, mayor comodidad, ya queel carbono es un material que flex

Cuadro de carbono Mendiz F6

más que el aluminio. Y aunque sea menos resistente en caso de caída gorda (ese sigue siendo su talón de Aquiles,) el balance me merece la pena. Un avance del que no tengo dudas en ciclismo en carretera, pero que me sigue generando dudas en mtb, ya que sigo sin verle con la suficiente resistencia como para durar todo lo que dura un cuadro de aluminio. 

 

Innovaciones ciclistas sí, pero si realmente aportan

Así que lo dicho, si veis una bicicleta con varios años de antigüedad, con cubiertas de 26 pulgadas y con amortiguador delantero exclusivamente, posiblemente estéis viendo al autor de este blog. Lo mismo si veis una bicicleta de carbono  de carretera con frenos de zapata y cambio sincronizado tradicional. Y repito, no soy ningún anacoreta, solo un ciclista que se piensa muy bien qué innovaciones  adoptar y cuáles no para intentar no ser una hormiga más de este hormiguero.

Si habéis incorporado alguna de estas innovaciones en vuestro ciclismo cotidiano, será un placer leer vuestras opiniones. El debate está servido 🙂

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *