Opinión Michelín Pro Race 3: rápida incluso para su desgaste

Las cubiertas Pro Race de Michelín son las clásicas por excelencia de la marca francesa. Aunque por mucho que la marca venda grandísimas diferencias entre las distintas modalidades, especialmente la 3 y la 4, mi opinión es que todas las cubiertas Pro Race tienen más similitudes que diferencias. Me voy a centrar en las Pro Race 3 porque las Pro Race y las Pro Race 2 son ya parte del pasado, y  porque las Pro Race 4 requieren un desembolso adicional.
mde
Definiría la Pro Race 3 como una cubierta rodadora capaz de transmitir toda la velocidad que seas capaz de imprimir. Hay quienes la definen la como una cubierta de competición, y no les falta razón,aunque yo extendería su uso potencial a otros usuarios, ya que ni mucho menos hace falta competir para calzar unas Pro Race 3. Son válidas para cualquier cicloturista, entendiendo por este término, cualquier  usuario de bicicleta de carretera al que le guste pedalear fuerte y medir sus fuerzas con otros u otras. ¿Estoy hablando de picarse? Pues…sí.
Porque esta cubierta es completamente lisa y no tiene dibujo de ningún tipo que interfiera en el rozamiento. Pero su característica rodadora no viene solo de esa falta de dibujo, sino también del compuesto suave y adaptable con el que está hecha. Un compuesto que, por otra parte, permite el máximo agarre con suelo seco y liso, aportando seguridad y confianza, repito, siempre que no aparezca humedad en el asfalto.
Pero precisamente estas ventajas son las causantes de parte de sus inconvenientes. El maś importante, en mi opinión, es su rápido desgaste. Si eres de los que te gusta hacer kilómetros y pones una Pro Race en la rueda trasera, no te durará mucho. Me temo que no tengo respuesta a la pregunta de cuántos kilometros podría aguantar, ten en cuenta que eso depende de muchos factores. Lo que sí puedo asegurar es que se gasta antes que otras cubiertas.
Resistencia a los pinchazos
Es otro de sus puntos débiles, se nota especialmente si la montas atrás. Cuando es completamente nueva tiene aguante pero con el kilometraje y el desgaste llegan los pinchazos.
Desgaste
Finalmente, si tratas de aguantarla un tiempo notarás el desgaste en la banda de rodadura, donde se abren unos pequeños surcos en el centro de la cubierta que poco a poco  se van ensanchando. En ese estado la probabilidad de pinchazo se hace más alta si cabe y es necesaria la sustitución.
A modo de conclusión , la Pro Race 3 es equiparable a los neumáticos de competición que se usan en Fórmula 1. Gran fiabilidad pero efímera. Si bien son unas cubiertas perfectamente válidas para competición, no lo son tanto para el entrenamiento y la acumulación de kilómetros, salvo que tengas a tu total disposición a caballero don dinero. E incluso aunque así fuera, tampoco es la cubierta ideal para días de lluvia o asfalto mojado. En esos casos el agarre se resiente y lo peor es que es una cubierta que en esos terrenos húmedos si falla no avisa.
Para terminar, os doy una recomendación que a mi me ha ido bien, que es usarlas como rueda delantera en combinación con una cubierta más resistente en rueda trasera, una Michelín Lithion 2, por ejemplo. De esa forma el desgaste no es tan alto y las prestaciones en agarre y rodaje se trasladan al tren delantero.
Si habéis usado esta cubierta, vuestras opiniones serán bienvenidas a entregloberos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *