¿Es Kroswik? ¿O Kruswik? No, Kruijswijk, el holandés que ha dejado el anonimato para siempre

Steven Kruijswijk. Si eres aficionado al ciclismo memoriza este nombre porque va a dar mucho que hablar en los próximos años. ¿Pero, quién es? Seguro que es la pregunta que muchos aficionados al ciclismo se hacen. Tras la cronoescalada del Giro con final en Alpe di Siusien este holanes de 28 años  se ha situado como gran favorito para ganar el Giro.   Además de tener este apellido impronunciable, este neerlandés ha dejado su anonimato para convertirse  en la gran esperanza holandesa para volver a ganar un Tour desde 1980, cuando lo consiguió Zoetemelk.
¿En qué me baso para ello? ¿No será un aspirante más que se quede precisamente en eso, un aspirante? Bueno, realmente nadie puede saberlo, pero he visto en este corredor detalles que me hacen considerarlo una promesa con fundamentos. En primer lugar, porque no ha salido de la nada. En el Giro 2015 quedó séptimo a pesar de haber perdido tiempo en la primera semana.
En segundo lugar por su rendimiento combinado en contrarreloj y montaña. Es capaz de destacar  casi igualmente en ambos terrenos. Por poner un ejemplo comparativo, otra de las promesas holandesas, Doumallin , supera a sus rivales en las CRI pero en montaña se muestra débil, por lo que pensar en él como aspirante al Tour resulta complicado  cuando has perdido una Vuelta a España en la Morcuera. A Kruijswijk ya le hemos visto subir como Nibali o más; ganar una cronoescalada (bueno, quedó segundo por centésimas pero estamos haciendo un análisis de su rendimiento más allá del puesto) y en 2015, antes de su salto a la fama, ya quedó a poco más de un minuto del ganador de una contrarreloj de 60 kilómetros eminentemente plana (ganador que fue Conatador por cierto).
Eso sí, si hay que buscarle una debilidad esta considero que vendrá más en la alta montaña del Tour que en la crono. No le veo subir como a Nairo Quintana, pero sí le veo perder menos subiendo que lo que perdería Nairo en una contrarreloj.
En tercer lugar, por el momento en que ha alcanzado su esplendor, los 28 años, después de haber conocido el Tour, donde ya se metió en el Top 15 en 2014 con 26 años.La edad en la que muchos grandes corredores comienzan su era de esplendor. Sin ir más lejos Indurain ganó su primero de cinco con 27.
Le veremos luchando por el Tour
En el Giro 2015 este Kruijswijk, que proviene de la factoría Rabobank ha salido del anonimato para siempre y le veremos, haciendo un ejercicios de predicción, disputando el Tour a partir de 2017,  cuando pueda prepararse en exclusiva para esta carrera, como hacen todos los que aspiran a ganarla en estos tiempos que corren (manida frase aplicada a cualquier hecho del presente que hay que pronunciar con cierto tono de desdén y que funciona mucho mejor desde la ironía :)) Eso sí, tendrá para ello que superar el nerviosismo que le hizo abalanzarse sobre la nieve en el Giro cuando se vio en una situciación complicada. Un error no forzado, como se diría en tenis, que supuso decir adiós al primer triunfo de un holandés en el Giro cuando tenía todo de su lado para haberse impuesto.
Sabiendo que en ciclismo son muchos los que por diferentes causas no han visto cumplidas las expectativas que se tenía de ellos, ahí queda este post para que en el futuro yo pueda decir «ya lo dije yo» o para que vosotros me podáis decir «y tú decías que…». Ya sabéis, no risk no glory.