Cubierta Schwalbe Racing Ralph, rodadora y con buen agarre para rueda trasera

En la elección de una cubierta para rueda trasera debe primar una combinación de equilibrios entre el componente rodador y el agarre. Para un uso mixto de la mountain bike, la apuesta por el agarre debe estar en la rueda delantera, dejando para la trasera una cubierta que nos permita rodar pero que no nos ponga en peligro en los virajes o en las bajadas.

schwalbe
Schwalbe Racing Ralph

Pues después de haber probado diferentes cubiertas quiero destacar ese equilibrio de fuerzas en la Schwalbe Racing Ralph, una cubierta polivalente cuyos puntos fuertes destaco a continuación.
Cubierta rodadora
Es una cubierta rodadora gracias a una configuración de taco pequeño diseñado para agarrar el suelo con suavidad. Se desliza con ligereza y es viable utilizarla en grandes fondos para que la resistencia no acabe agotándote muscularmente.
Agarre medio
El agarre es suficiente. Si eres muy endurero y en las bajadas te gusta apurar al máximo, es posible que ésta no sea tu cubierta, ya que  su agarre no es extremo. Lo calificaría como agarre medio, suficiente para virar y bajar con seguridad por terrenos mixtos no embarrados ni húmedos. Ya sabemos que habitualmente la cubierta que agarra a la perfección no puede ser buena rodadora; y viceversa. Un ejemplo negativo es la Continental Race-King, que rueda de maravilla pero que derrapa en cuanto atraviesa dos granos de arena juntos. Pues bien, la Racing Ralph de Schwalbe no es este caso. Agarra decentemente y no te sorprenderá yéndose por los cerros de Úbeda  en cualquier curva.
El desgaste, su punto débil
Como ocurre con casi todas las cubiertas, la perfección no existe y la Racing Ralph tiene en el desgaste su Talón de Aquiles. Los pequeños tacos centrales empiezan a esconderse rápidamente por el desgaste y pronto la cubierta queda con una gran descompensación entre su parte central y la lateral. El desgaste puede provocar pinchazos si llevas cámara con líquido, como es mi caso.
He de decir que la cubierta valorada en este post es de medida 26×2.1, tanto en versión aro como flexible, ya que he probado ambas sin encontrar muchas diferencias. Mi conclusión general es que es una buena opción para rueda trasera a pesar de ese punto débil del desgaste, ya que no existen muchas opciones en el mercado que ofrezcan un equilibrio tan alto entre capacidad rodadora y agarre. Como tampoco se puede considerar una cubierta cara (en Chain Reaction se puede encontrar desde 21 euros en la fecha de redacción de este post), prefiero tener que renovarla con cierta asiduidad pero asegurarme sus prestaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *