Ciclismo: federarse o no federarse

Son muchos los ciclistas que cada año se preguntan si deben federarse o no. En algunos casos, como los de los ciclistas que compiten, no cabe la duda porque es obligatorio, pero en otros, especialmente entre los cicloturistas, es una opción con ventajas e inconvenientes. La pregunta es si merece la pena o no. Y, sobre todo, en qué casos merece la pena federarse. A continuación os indico cuáles son las principales ventajas e inconvenientes para ayudaros, en la medida de lo posible, a tomar la decisión.

Ventajas de estar federado

El pago de la licencia concede beneficios importantes para el ciclista, especialmente los siguientes:

  • Seguro de accidentes en la práctica de ciclismo: en mi opinión, es el principal beneficio de la licencia, que cubre las lesiones corporales causadas por un accidente ciclista, tanto en competición como en entrenamiento. En la práctica, esta cobertura te asegura que serás atendido por médicos deportivos en centros de prestigio. Si no tienes seguro de salud privado, la seguridad social te da la cobertura universal que tendrías en cualquier otra dolencia. Obviamente la Seguridad Social no te va a proporcionar especialistas en Medicina Deportiva. Y el tiempo de recuperación de una lesión suele variar mucho  en función de cómo se trate.
  • Seguro de responsabilidad civil en entrenamientos y competiciones: cubre los daños que pudiéramos ocasionar a un tercero como ciclistas. Siempre que sea por nuestra responsabilidad, por nuestra culpa. Por ejemplo, imagínate que te saltas un semáforo y atropellas a un peatón, causándole algún daño físico o material, como puede ser la rotura de unas gafas, de un móvil, etcétera.

    federarse en ciclismo
    La licencia federativa es de gran ayuda en caso de accidente.
  • Defensa jurídica. Una ayuda profesional clave en caso de vernos involucrados en un accidente.
  • Dejar de pagar las licencias de un día: con la licencia federativa estás cubierto en cualquier Marcha que participes y no tendrás que abonar el gasto adicional de la licencia de un día (unos 10 euros por prueba).
  • Otras ventajas: las federaciones intentan fomentar  la venta de licencias federativas ofreciendo ventajas adicionales, normalmente el acceso a descuentos con marcas colaboradoras.

El inconveniente se llama precio

El dilema se presenta para quienes no compiten. Para los practicantes de ciclismo que ocasionalmente deciden participar en alguna Marcha cicloturista. Porque la única desventaja que tiene estar federado es el coste de la licencia. Llama la atención que el coste sea de unos 100 euros para el caso de los cadetes y juveniles, como ocurre en la Federación Madrileña de Ciclismo. Y que el precio suba en el caso de los cicloturistas a los 140 euros, cuando en realidad son los que compiten los que más kilómetros hacen y, por tanto,  los que tienen más probabilidad de  tener un accidente.

En todo caso, incluso siendo cicloturista, los beneficios que se obtienen con la licencia pueden compensar. Aunque hay alternativas a la licencia y situaciones específicas que pueden hacer que no merezca la pena.

Por ejemplo, muchos seguros del hogar incluyen en su cobertura la responsabilidad civil causada por el uso no competitivo de la bicicleta. Esto significa que tu propio seguro del hogar podría incluir la cobertura de la licencia de ciclismo. ¿Para qué pagar dos veces por lo mismo? Eso sí, ten en cuenta que si te pones un dorsal en cualquier marcha, por globera que sea, el seguro del hogar no te cubrirá esa responsabilidad civil. En esos casos será necesario contratar una licencia de un día a través de los organizadores o de la propia federación.

Consecuencias de no estar federado

  • En caso de accidente, si no tienes seguro de salud privado, estarás cubierto por la seguridad social. Si necesitas recuperarte con urgencia para llegar a tu siguiente objetivo, ya sabes que los tiempos de la Seguridad Social son los que son. Con el seguro de accidente de la licencia federativa la atención es más rápida y específica. Es una de las desventajas que tendrás si te ves en esta situación y no estás federado.
  • Gastos de traslado  en caso de accidente. Esta consecuencia es especialmente importante para mtb. Si tienes un accidente en algún lugar aislado de la montaña y necesitas que vayan a rescatarte, en algunas comunidades están empezando a facturar esos gastos a la persona que tienen que trasladar. El auge de la práctica deportiva en la montaña ha aumentado la necesidad de  este tipo de rescates. Las autoridades se han visto obligadas a reforzar los medios de rescate. Y en muchas ocasiones no están dispuestas a correr con los gastos. La licencia federativa cubriría estos gastos. Sin licencia, si te ves en esta situación, es posible que, en función de donde vivas, tengas  que afrontar los costes.

Carné ciclista

Como opción alternativa a la licencia, también puedes optar por una cobertura intermedia, que es la que te proporciona el carné ciclista, un tipo de licencia de mínimos que cubre  lo mismo que la licencia federativa pero con límites económicos más ajustados. Hay varias Federaciones que lo ofrecen a un precio de unos 40 euros anuales, que incluye responsabilidad civil, seguro de accidentes, defensa jurídica y un 50% de descuento en varias licencias de un día, como principales coberturas.

Además, en el caso del carné ciclista no es obligatorio pertenecer a un club, por lo que es accesible a cualquier ciclista.

Incluso hay otra modalidad a 20 euros anuales que incluye lo citado anteriormente pero sin seguro de accidentes. Esta modalidad no me convence porque creo que esa cobertura es la más necesaria, pero es otra opción a valorar.

En definitiva

En el caso de que tengas seguro privado de salud, seguro del hogar con responsabilidad social para el uso de bicicleta, no participas en Marchas, o participas puntualmente en alguna concreta, y no sales por lugares recónditos de montaña en tu mtb, es posible que no te merezca la pena. Si no reúnes el conjunto de requisitos anteriores, entonces  eres un candidato a invertir tu dinero en una licencia que te despreocupe de futuros inconvenientes.

Si te estás planteando federarte, el carné ciclista es una buena opción contar con la mayoría de las ventajas de estar federado pero sin hacer un gran desembolso.

¿Y tú? ¿Estás federado? ¿Tienes el carné ciclista? Cuéntanos cualquier experiencia que ayude a otros ciclista a tomar esta importante decisión.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *