Prueba de chaqueta de entretiempo Sportful para ciclismo

Muchas veces no ponemos reparos para invertir en el componente último modelo de nuestra bicicleta pero, ¿hacemos lo mismo con las prendas de vestir? ¿Especialmente las de la época de entretiempo? Me da la sensación de que tenemos ropa de verano y de invierno pero que no pensamos tanto en esa época intermedia que llamamos entretiempo. Cuando es precisamente en esa época cuando nos encontramos con tiempos cambiantes, tan pronto sale el sol como arrecia el viento como después caen unas gotas suficientes para empaparnos y coger un buen resfriado.

Pues bien, hemos probado una prenda de alta tecnología que puede resolver todos los problemas del entretiempo a cambio, como veremos más abajo en la ficha técnica, de una inversión posiblemente más alta de la que se suele hacer en prendas de vestir.

FIANDRE2.jpg

La marca italiana Sportful, que suministra al equipo Tinkoff entre otros, dispone de una chaqueta-chaleco para la lluvia y el viento dentro de la gama que han denominado Fiandre. No es una chaqueta como tal porque es una prenda de manga corta. Pero incluye unos manguitos, por lo que también puede funcionar como chaleco con mangas. Por eso es una prenda muy versátil para el “entretiempo”.

Un compañero de rutas ha probado la chaqueta y estas son las conclusiones de su experiencia con la Fiandre Extreme. Una prenda de apenas 340 gramos dotada con  tejido Polartec NeoShell, que es al mismo tiempo cortavientos y repelente al agua manteniendo buenas condiciones de transpiración y temparatura corporal.  Esto hace que tan solo con esta chaqueta podamos salir en pleno invierno sin preocuparnos por llevar un chubasquero, salvo si va a llover a mares, y rodar tranquilos con temperaturas inferiores a 10 grados. Probada sin ninguna capa interior, en un día de fuerte viento y unos 11 grados, no se aprecia sensación de frío ni de viento, y la transpiración es expulsada al exterior de la prenda gracias a las celdillas interiores del tejido NeoShell en contacto con el cuerpo. Probada con una camiseta interior, el comportamiento de la chaqueta es aún más efectivo, y la sensación de estanqueidad y calidez se mantiene durante toda la prueba en condiciones de frío o lluvia.

La gran ventaja de esta chaqueta es su versatilidad como prenda de invierno y de entretiempo. Usada sin manguitos tenemos una chaqueta de manga corta que nos abriga y protege del viento, por ejemplo en una parada o una bajada prolongada tras coronar un puerto. Y si el tiempo se pone feo de verdad, la chaqueta al completo asegura la protección frente al viento y la lluvia, sin perder temperatura y manteniendo nuestro cuerpo sin esa molesta sensación de estar “cocidos” en sudor. Es como si llevásemos dos capas, la intermedia cálida y la externa impermeable, en una sola. Se puede decir que esta prenda es como un soft shell (un impermeable de montaña) pero diseñado para una actividad anaeróbica como es el ciclismo, en la que requerimos expulsar la transpiración fuera de la prenda y regular la temperatura de modo constante. Por eso el tejido que utilicemos debe ser tan elástico y transpirable como repelente y protector. Eso es lo que consigue esta chaqueta.

Tres bolsillos traseros, bandas elásticas internas en gel, unas costuras perfectamente selladas y una cremallera color flúor e impermeable, completan unos acabados impecables en esta chaqueta. Con una estética austera pero dejando un toque de estilo italiano en esas bandas laterales rojas con la etiqueta Flandria, tenemos una prenda de altísima calidad y amplias prestaciones para el ciclismo en una gran variedad de condiciones climáticas.

Seguiremos teniendo la opción de una chaquetilla al uso y un chubasquero por encima que no dejará transpirar o apostar por la alta tecnología térmica que nos proporciona la Sportful Flandria Extreme SS.

FIANDRE1.jpg

Ficha Técnica

Pros: protección a la lluvia y transpirabilidad es posible.

Contras: tallaje ajustado.

PVP: 269,90€

Tecnologías de fabricación: Polartec NeoShell y Sportful NoRain.

Tallas: XS-3XL